Monday 18 January 2021
  • :
  • :

Confirman la presencia del gato güiña en sector de Hijuelas del Parque Nacional La Campana


 Confirman la presencia del
gato güiña en sector de Hijuelas del Parque Nacional La Campana

·        
En
el área de Palmas de Ocoa, con cámaras trampa, guardaparques de Conaf captaron
inéditas imágenes del felino silvestre más pequeño de América. Además,
identificaron a ejemplares del jote de cabeza colorada.

Con cámaras trampa
distribuidas en 34 puntos de observación, guardaparques de la Corporación Nacional
Forestal (Conaf) lograron captar inéditas imágenes del felino silvestre más
pequeño de América, el gato güiña (Leopardus
guigna
), en el sector Palmas de Ocoa del Parque Nacional La Campana, en la
comuna de Hijuelas, sitio en que no había registro de esta especie

En la misma
zona, además, mediante el uso de los dispositivos, los funcionarios
descubrieron ejemplares del jote de cabeza colorada (Cathartes aura jota), ave carroñera y familiar del cóndor andino
que no había sido identificada antes con fotografías.

“Durante el
año 2019, gracias a estas cámaras de vigilancia, que tienen sensores de
movimiento y funcionan las 24 horas, registramos al gato güiña, por primera
vez, en el sector Granizo del parque, en Olmué. Pero, hasta ahora, no teníamos
antecedentes de la presencia de esta especie en Palmas de Ocoa”, explicó el
director regional de Conaf, Sandro Bruzzone.

Añadió que
“se trata de un importante hallazgo, que reafirma el éxito del sistema de
monitoreo con cámaras trampa que implementamos, por cuarto año consecutivo,
para estudiar el comportamiento, las amenazas y los sitios de ocupación de los
objetos de conservación carnívoros”.

Bruzzone
destacó que “esta investigación considera a siete carnívoros nativos, de los
cuales hemos captado e identificado a cinco: el zorro culpeo, el zorro chilla,
el gato colocolo, el gato güiña y el quique. No hemos registrado aún al chingue
ni al puma dentro de la unidad”.

Por su parte,
el guardaparques y encargado del sistema de monitoreo del Parque Nacional La
Campana, Cipriano Núñez, precisó que “el gato güiña es un tipo de leopardo, que
se encuentra en categoría de conservación vulnerable, de acuerdo a la Unión
Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Pesa entre 1,8 y 2,5
kilogramos, y se alimenta de aves, reptiles y roedores”.

Sobre el jote
de cabeza colorada, resaltó que “se alimenta casi exclusivamente de carroña,
para lo cual localiza cadáveres con su aguda visión y gran sentido del olfato,
ayudando a su degradación”.

Finalmente,
Núñez sostuvo que “luego de analizar las imágenes de las cámaras trampa,
comprobamos que los jotes presentaban un buen estado de salud externa. Esto es
importante, sobre todo si consideramos que el año 2019, en Antofagasta, el SAG rescató a un ejemplar con viruela aviar, una enfermedad que no se había
observado antes en el hemisferio sur, y que podría ser mortal para esta especie
y para otras, como el cóndor andino”.