Thursday 28 October 2021
  • :
  • :

Capital de riesgo acelera el crecimiento del sector tecnológico

Capital de riesgo acelera el crecimiento del sector tecnológico
La tecnología se ha consolidado en la base de la economía mundial durante la última década.
Aunque el Covid-19 sigue siendo una amenaza global para la recuperación económica, el
crecimiento extraordinario está siendo impulsado por una mayor y sostenida innovación, gatillada
por la tecnología.
El segundo informe anual sobre tecnología global de Bain & Company exploró los factores que
impulsan su rápido avance, así como las implicaciones para los consumidores, las empresas, la
geopolítica y la sociedad en general.
Los inversores de capital riesgo apuestan por la tecnología:
La tecnología está reconfigurando la economía, y esto empieza por el capital de riesgo. En los
últimos años, hemos visto que las empresas de esta industria acaparan una parte creciente de la
financiación de riesgo.
En el primer trimestre de este año, las nuevas compañías representaron casi el 70% del total de las
inversiones de riesgo, y estas disminuyeron inicialmente un 13% entre 2018 y 2020, el primer
descenso de este tipo desde 2012, pero volvieron a rugir durante la pandemia de Covid-19. El
valor total de estas se duplicó en el primer trimestre de 2021 con respecto al mismo periodo de
2020, con lo que supone más del doble de la tasa de crecimiento de las inversiones en otros
sectores. La pandemia impulsó este crecimiento al acelerar el cambio hacia las operaciones en
etapas posteriores que se había producido durante varios años, aumentando el valor total de las
operaciones tecnológicas en la etapa de serie C o posterior en un 165% interanual en el primer
trimestre de 2021.
Por otro lado, la inteligencia artificial (IA) y la nube están demostrando ser los principales motores
del interés de la inversión de riesgo. Durante la última década, estos dos segmentos de la
tecnología han crecido más del doble de rápido que las inversiones de riesgo en todos los demás
sectores, y ahora representan más de un tercio de la inversión total de riesgo.
El gasto en fusiones y adquisiciones de gigantes tecnológicos en EE. UU. ha beneficiado a los
consumidores y ha enriquecido la dinámica del mercado
Los hiper escaladores, también conocidos como los gigantes tecnológicos, son los principales
proveedores de herramientas y servicios en la nube a nivel mundial. La actividad de fusiones y
adquisiciones de ellos representan sólo el 5% del total de salidas de empresas del rubro en el
último año. Sin embargo, según el estudio de Bain, la mayoría de las grandes adquisiciones acaban
beneficiando a los consumidores en al menos una de estas tres maneras: reduciendo los precios,
aumentando el acceso a la innovación y mejorando los productos en general.
Además, estas no sólo han presionado a los titulares para que innoven, sino que también han
aumentado la fragmentación del mercado, han impulsado mayores inversiones de capital riesgo y
han estimulado la competencia entre los propios hiper escaladores.
La desvinculación tecnológica definirá el futuro: Cómo Estados Unidos y China están liderando el
camino
En los últimos años, la disociación de las economías y los ecosistemas tecnológicos de Estados
Unidos y China ha cobrado impulso, y ambos países han realizado inversiones multimillonarias en

su desarrollo tecnológico interno de cara al futuro. China, de hecho, planea gastar 1,4 billones de
dólares en los próximos años en inteligencia artificial (IA), los semiconductores y las redes 5G.
Los recientes movimientos de las dos naciones señalan que la disociación será una característica
definitoria de este panorama en los próximos años. Según el análisis de Bain, entre 2016 y 2020, la
inversión extranjera directa relacionada con la tecnología entre EE. UU. y China se redujo en un
96%, lo que crea incertidumbre para las empresas del rubro de todo el mundo y requiere que los
ejecutivos se sientan cómodos con la adaptación constante. Pero, aunque la disociación parece
casi inevitable, los múltiples puntos de estrangulamiento aseguran que la industria tecnológica
mundial seguirá siendo codependiente, por ahora.
El equilibrio de los semiconductores está cambiando
Aunque este año se ha prestado mucha atención a la escasez de semiconductores, una
transformación fundamental -con implicaciones aún mayores para el futuro del silicio- ha cobrado
impulso: el aumento de la demanda de procesadores especializados. Promovida por los entornos
informáticos actuales, esta creciente demanda de procesadores especializados está cambiando el
equilibrio entre el silicio de uso especial y el de uso general (GP) que ha existido durante décadas.
Los chips de propósito especial, conocidos como circuitos integrados de aplicación específica
(ASIC), han ocupado históricamente un segmento importante, aunque menor, en el mercado que
los chips de propósito general. Sin embargo, a medida que los proveedores de servicios en la nube
(CSP) siguen diseñando más procesadores personalizados en la empresa, la demanda de silicio
especializado ha aumentado, difuminando la antigua dinámica entre los procesadores de
propósito especial y los de propósito general. Por lo que, este cambio de equilibrio abre una
oportunidad para que las empresas de todo el ecosistema de semiconductores prosperen, si
pueden comprometerse a ser ágiles y adaptables en este panorama cambiante.
Bienvenidos a la nueva economía tecnológica
El informe global de este año también detalla el notable impacto del modelo de computación en la
nube en la industria tecnológica durante las últimas dos décadas. A lo largo del informe, Bain
utiliza su análisis del panorama de la nube para profundizar en temas como los modelos de
suscripción de software como servicio (SaaS), la inteligencia artificial y la adopción de la nube
híbrida.
Otras secciones del informe de este año exploran algunos de los crecientes desafíos de la
industria, incluyendo la competencia por los mejores talentos tecnológicos, la interrupción de la
cadena de suministro y el escrutinio regulatorio en Estados Unidos y Europa.
“Hoy las empresas han reconocido los enormes beneficios de adoptar una estrategia basada en la
tecnología en el mundo actual. Al observar el panorama, la conclusión es clara: si las empresas
quieren prosperar en el entorno actual, los ejecutivos deben sentirse cómodos con el ritmo y las
implicaciones de la disrupción impulsada por la tecnología”, concluyó Marcial Rapela, socio y
director para la oficina de Bain en Santiago