Friday 25 June 2021
  • :
  • :

Rol del Enfermero Militar de Combate en el altiplano

Jarkaña: Rol del Enfermero Militar de Combate en el altiplano

Con el objetivo de entregar un constante apoyo a las comunidades que viven al interior del
Altiplano y colaborar en el accionar de las policías del país, el año 2015 se diseñó un modelo de
operación militar distinta a la guerra a la cual se le denominó “Jarkaña”. 
Una de las unidades que participan en esta operación pertenecen a la Brigada Motorizada N° 24
“Huamachuco”, ubicada en Putre, unidad encargada de generar presencia militar y territorial en
las zonas limítrofes, a más de 4.440 metros por sobre el nivel del mar. Sus integrantes se
encuentran desplegados en los cuarteles de “Caquena” y “Coronel Alcérreca”. De esta forma, dan
cumplimiento al área de misión Seguridad e Intereses Territoriales.
Para cumplir con estas misiones, se hace vital el rol de los enfermeros de combate, militares que
concurren a las labores de patrullaje, debiendo considerar todos los elementos de primeros
auxilios que permitan, cuando se requiera, brindar el primer nivel de atención de salud a sus
camaradas o a la población civil.

En su condición de enfermero, deberán asesorar al Comandante de la Patrulla en situaciones
médicas del personal que requiera un nivel más avanzado de atención sanitaria.
El Cabo Primero Orlando Leiva es uno de esos enfermeros, desempeñándose en la Operación
Jarkaña desde sus inicios, siendo parte de la Macro Zona de Salud Arica. Reconoce las dificultades
que significa emplearse por sobre los cuatro mil metros sobre el nivel del mar, sin embargo, insiste
en que es “un honor ser partícipe de ella debido a la importancia que tiene el Enfermero Militar
de Combate en este contexto, lo que me motiva a prepararme cada vez más físicamente, a la vez
de seguir adquiriendo conocimientos nuevos y actualizados para poder enfrentar cualquier
situación que se presente”.
Por su parte, el también enfermero militar, con 19 años de servicio en la Institución, Sargento
Segundo Ramiro Ayala, reconoce que su misión, como parte de la Operación Jarkaña, tiene
sacrificios, como estar lejos de la familia por largos periodos, “pero es lo que elegimos, es para lo
que estamos preparados”, reflexiona.
Junto a lo anterior, destaca que dentro de la satisfacción de su tarea está el apoyo directo a la
comunidad en zonas aisladas, apoyándola de distintas formas y entregando los primeros auxilios
en caso de emergencias.
Gracias al desempeño de los Enfermeros Militares de Combate en las diferentes patrullas de
Jarkaña, se han realizado más de 1.000 atenciones sanitarias en terreno, tanto a personal militar
como a la población civil; y más de 30 evacuaciones de urgencia, por diversas patologías de
resolución hospitalaria, así como también, accidentes producidos en el cumplimiento del deber,
por actividades propias del servicio.