Friday 30 July 2021
  • :
  • :

Mujeres al servicio de la patria en la Compañía de Telecomunicaciones N° 8 “Coyhaique”, Región de Aysén

En la ciudad de Coyhaique, en plena Patagonia, donde las temperaturas en invierno pueden llegar
a -15° grados, se encuentra un grupo de jóvenes mujeres realizando el Servicio Militar. La mayoría
proviene de otras regiones y algunas de ellas nunca habían estado tanto tiempo fuera de su hogar,
y mucho menos en la zona austral. Sin embargo, hay algo que las une y motiva. Es su vocación de
servir a la patria, sobre todo en un momento tan complejo debido a la emergencia sanitaria
causada por el Covid – 19.
Ellas forman parte de la Compañía de Telecomunicaciones N° 8 “Coyhaique” del Destacamento
Motorizado N°14 “Aysén. La función de esta unidad es brindar enlace y comunicaciones a
unidades militares y apoyar a la ciudadanía mejorando sus redes de comunicación, en caso de que
alguna localidad así lo requiera.

La soldado conscripto Yameli Rojas G., proveniente de Talca, afirma que sus padres no entendían
por qué una niña de tan sólo nueve años deseaba tanto ser militar, si en su familia nadie
pertenecía o perteneció a las Fuerzas Armadas. Pero ella soñaba con convertirse en soldado. “Mi
mamá no me hacía mucho caso, pensaba que eran cosas de niña. Yo no me perdía ningún desfile
o parada militar, me imaginaba que algún día estaría ahí”. Y así fue como al cumplir 17 años se
inscribió voluntariamente para realizar el Servicio Militar.
Sus padres fueron difíciles de convencer, especialmente su madre, pero al verla tan decidida, hoy
la apoyan. “Terminado mi Servicio Militar quiero postular a las Escuelas Matrices y continuar con
la carrera militar, cumplir mi sueño”, puntualizó Yameli.
En un comienzo, los soldados conscriptos realizan el período llamado Fase de Formación del
Combatiente Individual, que corresponde a la primera etapa del período de especialización técnica
con el propósito que los jóvenes sean capaces de aplicar procedimientos técnicos de combate
básicos. Dentro de esta fase se encuentran las instrucciones de tiro, lanzamiento de granada,
primeros auxilios, esgrima de corvo, orientación de carta y brújula. Sobre esta última instrucción,
el instructor Cabo Primero Juan Lagos P., indica que “Acá los soldados aprenden como ubicarse y
orientarse en el terreno, con la finalidad de formarse como combatiente individual y a futuro
emplear los equipos de telecomunicaciones”.
Finalmente, estas jóvenes soldados recién inician un camino de entrenamiento, que a punta de
perseverancia y empuje cumplen con su deber cívico, comprometiéndose voluntariamente a
salvaguardar la Patria hasta rendir la vida si fuese necesario.