GENDARMERÍA FRUSTA PLAN DE RESCATE DISEÑADO POR INTERNOS

28 Sep, 2022

GENDARMERÍA FRUSTA PLAN DE RESCATE DISEÑADO POR INTERNOS

Privado de libertad se autoinfirió una herida con el objetivo de ser
trasladado hasta el
hospital.
________________________________________________________________________________
La incautación, por parte de un gendarme, de un teléfono celular logró
impedir que se
concretaran las intenciones de tres internos imputados, uno de los cuales
se autoinfirió
una herida penetrante con el objetivo de ser trasladado hasta el hospital
San Martín de
Quillota. Según una conversación de WhatsApp el privado de libertad
esperaba ser
rescatado desde el centro de salud.
El hecho ocurrió durante la madrugada de este martes en el colectivo 6-B de
la unidad
penal. Solo gracias al trabajo de funcionarios de turno se impidió un hecho
que pudo traer
graves consecuencias en el hospital quillotano.
El jefe del CDP de Quillota, mayor Juan Medina, detalló los hechos
ocurridos en el
establecimiento penitenciario.
“Alrededor de las 00:20 horas del día de hoy (martes), el funcionario de
servicio del
puesto número tres, de vigilancia perimetral del Centro de Detención
Preventiva de
Quillota, solicita la concurrencia de personal de apoyo ya que al interior
del pabellón 6-B,
que alberga internos en calidad de imputados, se estaba produciendo una
riña, por lo que
se concurre hasta la dependencia y se procede a la apertura del citado
pabellón,
desencerrando a los internos de iniciales P.A.A.C., J.I.E.A. y L.M.C.E.”.
Hasta ese momento todo indicaba que se trataba de una agresión entre
privados de
libertad, la que se había logrado controlar rápidamente gracias a la
activación del
protocolo correspondiente para este tipo de sucesos. Sin embargo, minutos
más tarde la
historia cambiaría radicalmente.
“El interno de iniciales P.A.A.C. presentaba una herida penetrante
(autoinferida). Mientras
se desplazaban al área de salud de la unidad se les efectuó un registro
corporal a los
reclusos, procedimiento donde se logró la incautación de un teléfono
celular, el cual se
encontraba desbloqueado, por lo que se procedió a su revisión y en la
aplicación

WhatsApp se logró escuchar la conversación por audio, en donde estos
avisaban a
personas que saldrían al exterior de la unidad”, detalló el mayor Medina.
Esta situación alertó al personal uniformado ante la posibilidad de que se
intentara
materializar el rescate del interno herido desde el recinto de salud local.
“Se logró establecer la posibilidad de una vulneración a la seguridad en el
exterior de la
unidad por el método del recate, esto ya que en uno de los audios expresan
claramente
que, repito textual, ‘saldrían a viajar’ y que los vayan a buscar al
hospital’, por lo que
recibieron atención médica por parte de personal SAMU en la unidad, quienes
no
consideraron necesaria la salida al exterior de los reclusos”, agregó el
jefe de unidad.
El director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza resaltó el
trabajo llevado
adelante por el personal de la unidad quillotana y reiteró que en cada uno
de los recintos
penales de la región se realizan constantemente procedimientos de registro y
allanamientos para lograr incautar elementos prohibidos por la
administración
penitenciaria.
De los hechos se informó al ministerio público y se inició una
investigación interna para
esclarecer detalladamente como ocurrieron los hechos.





Descarga nuestra App de Radio Bohemia para Android.